Maderas para techos
La madera para techos se presenta en distintas secciones de acuerdo a la parte de la estructura a la que se vean afectadas. Así por ejemplo las cumbreras o vigas principales son comúnmente de 3” de espesor y ancho que van desde las 5 “ hasta las 12”, de acuerdo a las cargas que deban soportar y a las luces entre apoyos de las mismas. Los cabios o vigas secundarias utilizan maderas de 2” de espesor, en anchos de 4” a 6”.
Los machimbres que se utilizan como forros son de 1 ” o 3/4 ” de espesor y de 3” a 6” de ancho.
Las clavaderas para las tejas normalmente son de 1” x 1 1/2 ” o 2” y los bulines yeseros suelen ser de 1/2 ” x 1”.
  Pinos
  El pino Paraná es el de mayor resistencia estructural y su costo es mayor que el del pino resinoso. Dentro de los Pinos resinosos la tendencia es la utilización de madera impregnada, lo que le garantiza una efectiva protección al ataque de insectos y hongos. Este proceso de impregnación se realiza en autoclave, bajo determinadas condiciones de presión y temperatura, con sales de C.C.A. El costo de este tipo de maderas tratadas es obviamente mayor que el de los pinos comunes.
 
  Madera duras y semiduras
  Algunos techos se construyen con maderas duras y semiduras. Así, se utilizan para vigas maderas como el Anchico, Virapitá , Grapia, Tea brasilera, Lapacho y otras. Para los machimbres se acostumbra usar otras maderas como el Paraíso, el Eucaliptus Grandis, el Viraró, el Cedro, etc.  
     
 
Bernardino Rivadavia 1289 | Valentin Alsina | Buenos Aires | Argentina | [54 11] 4209 8484 | info@maderasfamita.com.ar








































 
diseño:pa